Los peligros del cyberbullying

El Cyberbullying o Ciberacoso es el uso de información electrónica y medios de comunicación (correo electrónico, redes sociales, blogs, mensajería instantánea, mensajes de texto, teléfonos móviles, y websites) difamatorios, amenazantes, […]

El Cyberbullying o Ciberacoso es el uso de información electrónica y medios de comunicación (correo electrónico, redes sociales, blogs, mensajería instantánea, mensajes de texto, teléfonos móviles, y websites) difamatorios, amenazantes, degradantes, agresivos para acosar, intimidar, o amedrentar. Las tecnologías de la información y la comunicación multiplican tanto la potencia de la agresión como de la audiencia.

Caracteristicas:

En Internet se utilizan nicks y muchas veces, “inventan” perfiles y características personales falsas. El “escudo” que provee el anonimato puede favorecer actitudes agresivas:

  • Debe existir un hostigador y un hostigado.
  • Es contra una persona concreta y no contra un grupo.
  • Tiene que haber desigualdad de poder o de fuerza entre el acosador y la victima.
  • El hostigamiento tiene que ser repetido y sostenido en el tiempo.

¿Qué daños provoca o qué derechos lesiona a la víctima?

  • Violación del derecho a la intimidad.
  • Calumnias e injurias.
  • Amenazas a la integridad. Insultos, amenaza a bienes o personas.
  • Bombardeo de llamadas.
  • Exclusión de redes sociales.
  • Puede afectar física y psicológicamente a la víctima.
  • Puede implicar un daño recurrente y repetitivo.
  • Puede afectar los resultados académicos y sociales de los estudiantes.

Ejemplos de ciberacoso

Violación derecho a la intimidad

  • Usurpar su clave de correo electrónico para, además de cambiarla de forma que su legítimo propietario no lo pueda consultar, leer los mensajes que a su buzón le llegan violando su intimidad.
  • Robo de fotos, videos, audios, datos personales, tarjetas de crédito, contraseñas, archivos, contactos del entorno de la víctima y de sus familiares, etc. de su ordenador.

Calumnias e injurias

  • Acceder de forma ilegal a la cuenta de correo electrónico, red social, red de mensajería instantánea, suplantando la identidad de la víctima e insultar a sus contactos.
  • Envíos de E-mail tanto de forma anónima (fácil con los e-mail gratuitos), como manipulados para dar la impresión que lo envió la misma persona acosada y ponerla así en una difícil situación en la que su credibilidad quedaría en entredicho.
  • Dejar comentarios ofensivos en foros o participar agresivamente en chats haciéndose pasar por la víctima de manera que las reacciones vayan posteriormente dirigidas a quien ha sufrido la usurpación de personalidad.
  • La manipulación de fotografías del acosado o acosada es otro medio, el acosador puede retocarla y subirla a la Red con el único objetivo de herir y asustar a su victima.
  • Subir en la Red una Web “dedicada” a la persona acosada, contenidos personales ofensivos, pornográficos,…, para asustar y conseguir de la victima lo que desea.
  • Colgar en Internet una imagen comprometida (real o efectuada mediante fotomontajes) datos delicados, cosas que pueden perjudicar o avergonzar a la víctima y darlo a conocer en su entorno de relaciones. Siendo éstas fotos, videos o audios previamente robadas de su ordenador.
  • Hacer circular rumores en los cuales a la víctima se le suponga un comportamiento reprochable, ofensivo o desleal, de forma que sean otros quienes, sin poner en duda lo que leen, ejerzan sus propias formas de represalia o acoso.
  • Crear un perfil o espacio falso en nombre de la víctima, donde se escriban a modo de confesiones en primera persona determinados acontecimientos personales, demandas explícitas de contactos sexuales.

Amenazas

  • Enviar menajes amenazantes por e—mail o SMS, perseguir y acechar a la víctima en los lugares de Internet en los se relaciona de manera habitual provocándole una sensación de completo agobio.

Bombardeo de llamadas

  • Uso del teléfono móvil como instrumento de acoso.
  • La más tradicional es la de las llamadas ocultas realizadas a horarios inoportunos.

Otros

  • Dando de alta la dirección de correo electrónico en determinados sitios para que luego sea víctima de spam,, suscripciones, de contactos con desconocidos.
  • Saturación de los buzones de mail mediante diferentes técnicas como pueden ser: el Mail Bombing.

¿Qué recomendar y sugerir? Posibles líneas de prevención.

Hacia los niños en caso de ser víctimas:

  • Dar a conocer la situación a familiares y amigos cercanos de confianza.
  • Denunciarlo el acoso a los superiores o coordinadores para que tomen cartas en el asunto.
  • Notificar a los padres de los niños y a las personas que han intervenido como agresores que se toman acciones.

¿Qué hacer frente al ciberbullying?

  • No contestes a mensajes que traten de intimidarte, conseguirías animar al acosador.
  • Guarda el mensaje como prueba del hostigamiento. Es vital tener registro del incidente.
  • Cuéntaselo a alguien en quien confíes.
  • Bloquea al remitente.
  • Respeta a los demás y respétate a ti mismo. Estas en un lugar donde la información se hace pública. Conoce tus derechos.

A los padres que sospechan que su hijo está siendo víctima:

  • Sugerir que hagan búsquedas en Google y en las redes sociales, como Facebook o MySpace, con el nombre de sus hijos, cuando existe la sospecha de que son víctimas del cyberbullying.

Hacia las escuelas y cibers:

  • Inclusión del ciberacoso en reglamentos de convivencia escolar.
  • Dar a conocer sobre las forma de reportar abusos en las redes sociales.
  • Realizar campañas de sensibilización en la escuela hacia los alumnos y sus familias.
  • Notificar a los padres y a las personas que han intervenido como agresores.

¿Cómo detectar éste problema?

Es fundamental que padres y educadores estén atentos frente a determinados cambios que pudieran ocurrir en el comportamiento de los niños y adolescentes. Algunos de los síntomas pueden ser:

  • No quiera asistir a clase.
  • Comportarse con irritabilidad o nerviosismo.
  • Mostrar cambios súbitos de carácter y síntomas de tristeza y depresión.
  • No tener ganas de ver a sus amigos, ni de salir de su casa (falta de integración con pares)
  • Descenso del rendimiento académico.

Casos graves:

  • La masacre de Patagones -en la que un chico de 15 años víctima de cargadas permanentes mató a tres compañeros e hirió a otros cinco en 2004- es probablemente la primera imagen que aparece cuando se piensa en ese tipo de situaciones.
  • Tras el suicidio de Megan Meier en 2008, harta de ser víctima de la crueldad vía Internet, sus padres crearon una fundación en honor a su memoria orientada a difundir y prevenir el cyberbullying. También los padres de Jeffrey Jhonston, un adolescente que se suicidó en 2005 tras ser víctima del acoso reiterado de un compañero de clase, promueven la problemática del acoso escolar desde su página.

Conclusión:

Aunque el bullying siempre ha existido, hoy gracias a las TICs y el auge de la web 2.0 en Internet, donde el factor prevaleciente es el contacto social, esta agresión ha alcanzado nuevas y peligrosas dimensiones.

Internet y de las nuevas tecnologías han transformado el bullying en cyberbullying, donde las victimas pueden ser agredidas por medio de fotos trucadas, difusión anónima de rumores, insultos y bromas crueles a través de mensajes de textos, correos electrónicos o videos que luego son subidos a la red.

La utilización de las redes sociales como Facebook, MySpace, Twitter o los fotologs se ha hecho moneda corriente y son utilizados por parte de los adolescentes masivamente para contactarse con sus pares. Paralelamente con este avance, ha aumentado también su uso indebido para agredir a otras personas.

Aunque muchos de estos sitios y tecnologías ofrecen la posibilidad de denunciar abusos y de determinar los diferentes niveles de privacidad, los daños impartidos pueden llegar a detenerse demasiado tarde.

Es importante recalcarle al adolescente que los contenidos publicados en Internet dejan de pertenecerle y que cualquiera de las millones y millones de personas que se conectan a la red, pueden adueñarse de ellos.

Como primer medida debemos tomar conciencia que el bullying es un mal que esta instaurado en nuestra sociedad en todos los ámbitos. Desde nuestro espacio como institución educativa, se deben tomar medidas disciplinarias reales contra los agresores, reforzar en ellos los valores cristianos para así lograr empatía con sus victimas e involucrarnos más afectivamente con los alumnos objetivos, sin abandonar la posición de autoridad, con el fin de mejorar su autoestima y poder prevenir o detectar los casos de bullying.

Videos:

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.