Las mascotas: Su salud y la nuestra

A lo largo de la historia las mascotas han demostrado ser una perfecta compañía para los seres humanos y en la actualidad se ha comprobado que poseen excelentes cualidades terapéuticas. […]

A lo largo de la historia las mascotas han demostrado ser una perfecta compañía para los seres humanos y en la actualidad se ha comprobado que poseen excelentes cualidades terapéuticas.

Estos son algunos beneficios que producen las mascotas:

Aumento de autoestima. Cuando una persona se encuentra sola las mascotas pasan a ocupar un lugar central en su vida y neutralizan esa sensación de no sentirse útil, pues los animalitos requieren atención y cuidados, tales como vacunas, alimentación, paseos y limpieza.

Efecto socializador o de puente social. Las mascotas constituyen un factor de acercamiento con vecinos y personas desconocidas en la calle, parques o centro veterinario. Es fácil entablar conversación aún con extraños cuando hay una mascota de por medio, fomentando así la socialización de la persona y motivándola a salir de su casa.

Disminución de tensión y estrés. Si bien este efecto se manifiesta en todos los dueños de mascotas, es especialmente benéfico en las personas mayores. Está demostrado que la sola cercanía de un perro o gato reduce la ansiedad, ya que la gente siente que tiene un compañero con quien compartir alegrías y tristezas (no es raro encontrar a personas que entablan conversaciones con sus animales).

Estimulador de la salud. Las mascotas promueven la actividad física en sus dueños, sobre todo si son perros a los cuales hay que pasear varias veces al día. Está demostrado que seguir una rutina activa diaria es una de las acciones más difíciles de mantener en la tercera edad, siendo éste uno de los factores de depresión que promueve una serie de enfermedades. No obstante, si la persona tiene alguna complicación con su movilidad, la mascota ideal sería el gato, el cual no requiere paseos y brinda todos los “efectos mascota positivos”.

Y por si esto no bastara, se sabe que los perros son una ayuda inmejorable para aquellas personas que se encuentran convalecientes de una intervención quirúrgica, o que se recuperan de un accidente en alguna institución hospitalaria.

Las siguientes son 10 comidas prohibidas para mascotas:

En realidad el objetivo de este post, no es el revindicar a las mascotas, ya que toda persona que alguna vez tuvo una esto ya lo sabe de sobra, sino el informar a sus dueños los peligros de una alimentación indebida y que pocos conocemos.

1. No a los huesos

Los huesos cocidos son malos para los animales. Cada año incontables números de animales acaban en la sala de urgencias porque sus dueños les han dado huesos, normalmente como premio.

También se les pueden quedar atragantados en la boca o tráquea, cosa que también es peligrosa. Todos los huesos cocidos son malos, incluidos los de pollo y ternera.

2. El chocolate puede ser letal

Contiene teobromina, que causa un incremento en los latidos del corazón, estimulación del sistema nervioso central y constricción de las arterias. Los síntomas clínicos van desde el vómito, diarrea, hiperactividad, y excitabilidad, hasta el fallo cardíaco, infartos y muerte. Esto puede ocurrir tan rápido como de 4 a 6 horas tras la ingesta.

Una dosis potencialmente letal es de sólo 1 libra (453 gramos aproximadamente) de chocolate para un perro de 16 libras (7,25 Kgrs). Si su mascota ha comido mucho chocolate, debería contactarse con su veterinario inmediatamente.

3. El alcohol es también muy malo para perros y gatos

No se necesita mucho alcohol para intoxicar a una mascota. Los animales se pondrán nerviosos y atacarán cosas, hiriéndose a sí mismos. También les causa incontinencia urinaria. En altas dosis, el alcohol suprime el sistema nervioso central, el sistema respiratorio y cardíaco, y puede llevar a la muerte.

4. La leche tampoco es buena para los animales

La mayoría son intolerantes a la lactosa y desarrollarán diarrea. Los animales además suelen carecer de la enzima que se requiere para disolver el azúcar de la leche, y esto puede causar que desarrollen vómitos, diarrea y otros síntomas gastrointestinales. Incluso si piensa que le gusta, especialmente a los gatos, sólo les podrás dar leche sin lactosa.

5. El jamón y otras carnes saladas

Son muy peligrosas para las mascotas. Además de ser altas en grasas, también son muy saladas, lo que puede causarles serios dolores de estómago o pancreatitis.

También, muchas razas de perros que comen comidas saladas pueden beber demasiada agua y desarrollar una condición crónica llamada «bloat». Esto es cuando el estómago se llena de gas y en pocas horas puede empeorar, causando que pueda morir el animal.

6. La cebolla es tóxica para perros y gatos

La cebolla contiene disulfidos, lo que daña los glóbulos rojos de su sangre y puede causar consecuencias fatales en animales. Se pueden volver anémicos, débiles y con problemas respiratorios.

Lo mejor que puedes hace si su mascota ha comido cebollas es llevarlo inmediatamente al veterinario. El ajo no es conveniente ni para perros ni para gatos, pero es mucho más dañino en gatos.

7. La cafeína también es mala para los animales

Contiene xanthine que, como el chocolate, estimula al sistema nervioso central y al sistema cardíaco y en pocas horas puede causar vómitos, hiperactividad, taquicardias e incluso la muerte. Asegúrese de que sus mascotas estén alejadas del desayuno.

8. Paltas

También son malos para las mascotas. Primero, son muy altos en grasas y pueden causar dolores de estómago, vómitos e incluso pancreatitis. Segundo, la pulpa también es tóxica y puede quedar atascada en el tracto intestinal, pudiendo llevar a un bloqueo severo, que puede necesitar cirugía.

9.  El atún para humanos es malo para los gatos

El músculo cardíaco felino requiere un aminoácido llamado taurina para mantener la fuerza y función normal. El atún normal para humanos no contiene este aminoácido, y los gatos que comen demasiado atún desarrollarán problemas de corazón. Lo ideal es darles 3 veces por semana por el aporte de Omega 3 y 6 que son necesarios para el corazón, todo en exceso es malo.

10. Pasas y uvas

Las pasas y las uvas pueden llevar a daños de riñón en mascotas. Los perros pequeños también pueden reaccionar mal con las uvas por lo que es mejor asegurarse de que nuestros animales coman una dieta bien balanceada que esté formulada para su etapa de la vida.

No votes yet.
Please wait...
Voting is currently disabled, data maintenance in progress.