La psicología del color y las emociones

Convertir este post a PDFLa psicología del color estudia la influencia que tiene el color en los sentimientos de una persona, y la capacidad que tiene de provocar en nosotros […]

La psicología del color estudia la influencia que tiene el color en los sentimientos de una persona, y la capacidad que tiene de provocar en nosotros diferentes reacciones y emociones.

No es casualidad la elección de los colores en marketing, estrategias de venta, publicidad y, por supuesto, en logotipos e imágenes de empresas. Por ello, es fundamental comprender la psicología del color a la hora de realizar trabajos de diseño gráfico o desarrollo web, ya que nos servirá para crear paletas de colores que evoquen las reacciones que nos interesan, y lo utilizaremos como un lenguaje subliminal dependiendo de la audiencia a la que vaya destinado nuestro mensaje.

Psicologia del Color_Un aditivo importante en el Diseno Grafico

  Color_Emotion_Guide

Por eso, a continuación voy a hacer un breve resumen de algunos de los tonos principales de colores, las sensaciones que transmiten en el ser humano y el efecto tan interesante que éstos pueden tener en el público.

Negro

negro

El más oscuro de todos, se define como la ausencia de todos los colores y puede ser sinónimo de misterio o miedo. Sin embargo, al margen de sus connotaciones negativas, en diseño suele transmitir sensación de poder, elegancia, modernidad, fuerza y prestigio. Es un color conservador que se usa por lo general para definir lujo, sofisticación y seriedad.

Blanco

blanco

En oposición al negro, este color nos impone una imagen de claridad, limpieza y simplicidad. Puede trasladarnos sensaciones de inocencia, perfección, pureza, neutralidad, ligereza, positivismo, honradez, pulcritud o silencio.

Una variante del blanco, el color marfil, nos ofrece, además de lo citado anteriormente, un extra de calidez, confort y suavidad.

Gris

gris

Se trata de uno de los colores más conservadores y nos evoca, sobre todo, sensaciones de naturalidad y calma.

Un gris neutro plasma la idea de sobriedad, practicidad, quietud, … El gris oscuro, en su semejanza con el color negro, transmite sensaciones de fuerza, dureza, sofisticación, elegancia y solidez. El gris amarronado o pardo nos ofrece imágenes de neutralidad, calidad, compromiso o discreción.

Su variedad más brillante, el plateado, nos evoca, por un lado, la idea de frialdad y solidez; y por otro, puede transmitir elegancia, modernidad, pulcritud y estilo.

Azul

azul

A pesar de ser un color frío, suele utilizarse para dar una imagen de fiabilidad, confianza, seguridad, armonía e inteligencia. Por eso es muy utilizado, sobre todo en tonos claros, en diseños de logotipos y de páginas webs de grandes empresas y entidades bancarias.

El azul oscuro, transmite sensaciones de credibilidad, profundidad y fuerza. Los azules brillantes aportan energía y vigor, al contrario que los más claros, que producen en nosotros un efecto de calma, serenidad, confianza y libertad. El azul turquesa proporciona, además, un toque de frescura.

Verde

verde[5]

Es el color de la esperanza y de la naturaleza por excelencia y produce en nosotros sensaciones de estabilidad y equilibrio.

Los verdes oscuros aportan a nuestros diseños impresiones de confianza, positivismo, frescura y prosperidad. Un verde brillante nos traslada ideas de vida, fuerza, fertilidad, salud y armonía.

Los tonos más claros tienden a provocar en nosotros ideas de calma, quietud, relajación, tranquilidad y ligereza. La variante del verde esmeralda nos produce además sensaciones de bienestar, descanso, luminosidad y exuberancia. Utilizaremos el verde lima para aportar a nuestros diseños un toque extra de frescor, alegría y juventud; el verde agua nos traslada las mismas sensaciones que éste último, con un añadido de calma y serenidad.

El tono oliva, más serio, proporcionará sentimientos de seguridad y disciplina. Por su lado, el verde turquesa imprimirá en nuestros diseños pinceladas de serenidad, sofisticación y confianza.

Marrón

marron

El marrón es un color serio y, al igual que el negro y el gris, muy conservador. Nos traslada las ideas de experiencia, comodidad, tranquilidad y elegancia.

En sus tonos más oscuros, como el chocolate, contribuirá a expresar seguridad, robustez, fortaleza y exquisitez. El terracota aporta practicidad, calidez y abundancia, mientras que un marrón tierra o un bronceado nos acercan más a la naturaleza y a las ideas de calidez, crecimiento, seguridad, solidez, libertad, durabilidad y tradición.

Amarillo

amarillo

Se trata del color más brillante y energizante dentro de la gama de los colores cálidos. Nos transmite alegría y calidez pero a su vez es muy estimulante. Por eso es muy utilizado en puntos estratégicos para llamar nuestra atención. Si queremos conseguir un diseño algo más serio en nuestros diseños, lo usaremos en sus tonos más oscuros.

Un amarillo claro aporta tranquilidad, dulzura, optimismo y felicidad. En cambio, un amarillo brillante contribuirá con mayor sensación de energía, espontaneidad y juventud; nos transmitirá impresiones de luz y calor, aunque también es el tono que mejor representa sorpresa, precaución, amenaza o traición.

El color  ámbar simboliza los valores culturales, la variedad, la abundancia y la originalidad. Los tonos dorados, por su parte, personifican la idea del dinero, el lujo, el orgullo, la solemnidad, el prestigio, la comodidad y la brillantez.

Naranja

naranja

El color naranja es más equilibrado que el anterior; por un lado es vibrante y energético y por otro es agradable y acogedor. Suele utilizarse para crear una llamada a una acción (suscribirse, comprar, …).

El naranja más puro nos contagia de diversión, actividad y alegría. Transmite originalidad, actividad y también podríamos decir que tiene un punto de agresividad. El color mandarina aporta más vitalidad, frescura y energía.

Rojo

rojo

Es el color del amor, la seducción y la energía y en diseño debe utilizarse de forma muy consciente, en puntos estratégicos hacia los que queramos desviar la atención.

Un rojo brillante nos imprimirá sensaciones de poder, estimulación, pasión, excitación, calor alegría, dramatismo, fuerza, valor, impulsividad, dinamismo y energía. En sus connotaciones más negativas representa el odio, la ira, la urgencia y el peligro.

Un tono profundo como el granate transmite riqueza, elegancia, refinamiento, exquisitez y madurez.

El rojo ladrillo o terroso, acercándose más a la gama de los marrones, aporta resistencia, fuerza y calidez. Por su parte, el rojo violeta representa la sensualidad, la creatividad y expresividad, el dramatismo y la emoción.

Morado

morado

El morado se utiliza para transmitir la idea del lujo y la opulencia, aunque tiene matices que provocan un efecto tranquilizador y relajante. Representante por excelencia de la magia y el ocultimo, también es el color de la vanidad

Los morados intensos son los que más simbolizan las ideas de abundancia, dignidad, riqueza, realeza y prestigio.

El lavanda tiende a personificar el romanticismo, la nostalgia y la fantasía y los morados azulados se encierran más en la meditación, el encanto y el misterio.

El color malva aporta sentimentalismo, añoranza y calma.

Rosa

rosa

Es el color de la dulzura, la infancia y la feminidad. Los tonos más brillantes son los más enérgicos y estimulantes, y representan ideas como el positivismo, la excitación, la alegría o la sexualidad. Por ejemplo, un color coral tiene un gran efecto de fuerza y energía.

En cambio, los tonos claros simbolizan la ternura, el encanto, la fragilidad, la juventud, el afecto, la ilusión y el romanticismo. Un rosa terroso encarna las ideas de suavidad y delicadeza desde un punto de vista más nostálgico y el color melocotón confiere cierto punto de suavidad, calidez y confort.

Los colores y los ambientes

La elección de los colores apropiados para pintar un ambiente no sólo debería estar relacionado con el gusto particular por ciertas tonalidades, sino que además es interesante considerar las sensaciones y reacciones que esos colores producen sobre las personas que se interrelacionen con los ambientes pintados.

A grandes rasgos, se podría decir que los colores cálidos son estimulantes y alegres, y los fríos tienden a aportar calma y tranquilidad. Pero la psicología del color es mucho más compleja, y un mismo color, dependiendo de su grado de intensidad o pureza, nos puede transmitir sensaciones muy diferentes.

Ya en el siglo XVIII se comenzaron a evaluar los efectos del color sobre la psique humana. Con el correr de los años se realizaron diversos estudios, tests y pruebas en los que se comprobaron las reacciones psicológicas y fisiológicas que los colores producen. Estos estudios han avanzado al punto que en la actualidad existe un método curativo denominado cromoterapia, a través del cual se ayuda a curar ciertas enfermedades a través de la utilización de colores.

Los efectos psicológicos que se han podido comprobar son básicamente de dos tipos, los que se definen como directos, los cuales hacen que un ambiente parezca alegre o sombrío, frío o cálido, etc. y los indirectos, relacionados con los afectos y con asociaciones subjetivas u objetivas de los individuos frente a los colores. Esta característica subjetiva de la apreciación de los colores, hace que los efectos secundarios sean los más discutidos, ya que pueden varias de acuerdo con los diferentes individuos.

Otro componente que juega un papel importante en la apreciación de los colores, es la iluminación del ambiente, ya que ésta no sólo puede modificar el color de acuerdo con la forma en que incide sobre la superficie pintada, sino que además puede “crear un ambiente” por sí misma.

ROJO Es el color del fuego y de la sangre, produce calor. Es el más caliente de los colores cálidos, se relaciona con la pasión, los impulsos y el peligro.
El rojo aumenta la tensión muscular, el deseo y la excitación. Activa la circulación y por ende acelera las palpitaciones, eleva la presión arterial y acelera la respiración. También actúa mejorando las funciones hepáticas
Es el color de la vitalidad y la acción, ejerce una influencia poderosa sobre el humor de los seres humanos. Si ocupa grandes espacios en una habitación puede resultar agobiante, en cambio si se utiliza en pequeños detalles brinda calidez. Es una buena contraposición a los colores neutros ya que el rojo les da vida.
Su aspecto negativo es que puede generar actitudes agresivas, incluso despertar la cólera.
Vigoroso, impulsivo, activo, simpático

ANARANJADO Tiene alguno de los efectos del rojo pero en menor grado. Es un color incandescente, ardiente y brillante. Estimula el esparcimiento, la vitalidad, la diversión y el movimiento. Disminuye la fatiga , estimula el sistema respiratorio y ayuda a la fijación del calcio. Favorece la buena relación entre cuerpo y espíritu aumentando el optimismo.
Se relaciona con la comunicación, el equilibrio, la seguridad y la confianza. Por el hecho de ser reconfortante y estimulante puede tanto calmar como irritar. Es propicio para trabajar en equipo, ayuda a la interrelación y la unión.
Es ideal para utilizar en lugares dónde la familia se reúne para conversar y disfrutar de la compañía.
Debido a su efecto estimulante también se utiliza en los lugares de comidas rápidas, ya que abre el apetito y además generar una rápida circulación de público.
Recurra a este color si desea quebrar barreras, despertar el entusiasmo interior y divertirse más en la vida.
Sociable, impetuoso, amable.

AMARILLO Es el color de la luz del sol. Genera calor, provoca el buen humor y la alegría. Es el más sutil de los colores cálidos, actúa como un energizante positivo que no llega a ser agresivo, dando fuerza al sistema digestivo y a los músculos.
Estimula la vista y actúa sobre el sistema nervioso. Está vinculado con la actividad mental y la inspiración creativa ya que despierta el intelecto y actúa como antifatiga.
Los tonos amarillos calientes pueden calmar ciertos estados de excitación nerviosa, por eso se emplea este color en el tratamiento de la psiconeurosis.
El amarillo es muy utilizado en áreas de acceso, salones sociales y cuartos de estudio. Por su característica de “generar calor” es recomendable en climas fríos.
Los colores basados en la gama de los amarillos son en su mayor parte neutros y fáciles de utilizar. El uso excesivo del amarillo crea una sensación de informalidad.
Es el color más difícil de visualizar para el ojo humano.

VERDE Es un color sedante, hipnótico, anodino. Resulta eficaz en los casos de excitabilidad nerviosa, insomnio y fatiga. Disminuye la presión sanguínea, bajando el ritmo cardíaco. Dilata los capilares aliviando neuralgias y jaquecas. El verde es un color sedativo, ayuda al reposo y fortifica la vista.
Trae paz, seguridad y esperanza. Simboliza la fecundidad, es curativo y renovador.
Es fresco y húmedo, induce a los hombres a tener un poco de paciencia.
El verde natural es el pigmento de la clorofila, que ayuda a las plantas a absorber la energía solar para elaborar su alimento. Por eso es esencial para la vida vegetal, siendo un ejemplo de relación natural entre el color y la luz.
Se utiliza para neutralizar los colores cálidos. Indicado para cualquier ambiente, es aconsejable tener en el baño toallas o detalles en este color, ya que purifica y da energía al cuerpo.
Es el color más fácil de visualizar por el ojo humano.

AZUL Es el color que con su efecto tónico, eleva la presión de la sangre por contracción de las arterias. Actúa como antiséptico, antifebril y astringente. También demuestra su eficacia en los estados reumáticos. Para un individuo emotivo el azul es más calmante que el verde. Abre la mente, brindando paz y tranquilidad.
El azul es el más sobrio de los colores fríos, transmite seriedad, confianza y tranquilidad. Se el atribuye el poder para desintegrar las energías negativas.
Favorece la paciencia amabilidad y serenidad, aunque la sobreexposición al mismo produce fatiga o depresión.
Es uno de los colores preferidos, pero resulta difícil de utilizar en la decoración de los ambientes. Es ideal para el cuarto de los niños ya que ayuda a apaciguar su energía. También se aconseja para balancear el uso de los colores cálidos.

PURPURA Actúa sobre el corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos. Aumenta la resistencia de los músculos y tejidos. Expande el poder creativo desde cualquier ángulo. Tiene buen efecto sobre los problemas de ciática. Disminuye la angustia, las fobias y el miedo. Una luz color violeta aúna el efecto estimulante del rojo y el tónico del azul.
Representa el misterio, se asocia con la intuición y la espiritualidad, influenciando emociones y humores. También es un color algo melancólico. Antaño a causa de su elevado precio se convirtió en el color de la realeza y por ello, aún en nuestros días, parece impresionante pomposo y magnífico.
Es un tono muy complejo para utilizar en decoración ya que resulta ambiguo e incierto. No es aconsejable pintar el ambiente entero en este color, en cambio una sola pared, puede dar un cambio sorprendente a un ambiente cargado de colores cálidos. En un tono más azulado es ideal para sitios de meditación.

BLANCO Su significado es asociado a la paz, pureza, fe. Alegría y pulcritud. Es la fusión de todos los colores y la absoluta presencia de la luz. Para los orientales es el color que simboliza el más allá o el cambio de una vida a la otra.
Es un color purificador, brinda sensación de limpieza y claridad. Ayuda a alejarse de lo sombrío y triste.
Representa el amor divino, estimula la humildad y la imaginación creativa.
Se puede utilizar en la decoración de un ambiente en grandes cantidades sin sobrecargar el ambiente. Luce moderno y fresco, pero hay que recordar que refleja el 80% de la luz, por eso es aconsejable usar menos luz que con el resto de los colores o bien entonarlo levemente.
El blanco es óptimo para que los ambientes luzcan amplios e iluminados.

NEGRO Tradicionalmente el negro se relaciona con la oscuridad, desespero, dolor, formalidad y solemnidad. Es la ausencia del color y de toda impresión luminosa, es lo opuesto a la luz ya que concentra todo el sí mismo. Es el color de la tristeza y puede determinar todo lo que está escondido y velado.
Es un color que también denota poder y en la era moderna comenzó a denotar el misterio y el estilo.
El negro se debe utilizar en cantidades pequeñas como accesorios, detalles y espacios dónde no se permanezca por mucho tiempo. Si se usa en grandes cantidades puede resultar agobiante y dado que absorbe la luz se debe contemplar la instalación de luz adicional.

GRIS Iguala todas las cosas y no influye en los otros colores. Puede expresar elegancia, respeto, desconsuelo, aburrimiento, vejez.
Es un color neutro y en cierta forma sombrío. Ayuda a enfatizar los valores espirituales e intelectuales.
Si se utiliza en exceso en un ambiente, lo hará parecer monótono y aburrido. Es muy interesante utilizarlo en una decoración complementándolo con colores contrastantes y luminosos.

Resumen de aportes y excesos de los colores

significado-color

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +3 (from 3 votes)
La psicología del color y las emociones, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
Se sociable, comparte!