El factor confianza de Stephen Covey y Rebecca Merrill

Convertir este post a PDFLa confianza ha sido siempre fundamental tanto en nuestras relaciones laborales como en las personales. Sin embargo, es un elemento que solemos dar por sentado a […]

La confianza ha sido siempre fundamental tanto en nuestras relaciones laborales como en las personales. Sin embargo, es un elemento que solemos dar por sentado a pesar de que vivimos en una época signada por escándalos corporativos.

No hay virtud más valiosa que la confianza: todo líder debería aprender a cultivarla y promocionarla a lo largo y ancho de su organización. La razón es que la confianza incide en la velocidad y los costos. Si hay poca confianza, habrá poca velocidad y los costos aumentarán. En cambio, cuando hay confianza, la velocidad aumenta y los costos disminuyen.

En el presente texto, los autores nos brindan una serie de instrumentos para aprender a cultivar, aumentar y conservar la confianza en las diversas esferas de nuestra vida: personal, relaciones, corporativa y comunitaria.

Confianza: el valor que lo cambia todo

Cuando desconfiamos de una persona, desconfiamos de su integridad, de su agenda, de sus habilidades y de su historial.

La confianza es una de las formas de motivación e inspiración más poderosas. Toda persona quiere que confíen en ella.

Cualquiera sea la situación, lo mejor es aprender a establecer, ampliar y restablecer la confianza. Esta es la forma más efectiva de relacionarnos y trabajar con otras personas, así como el modo más efectivo de obtener resultados.

Tal y como dijo Booker T. Washington: “No hay nada que ayude más a un individuo que concederle una mayor responsabilidad y hacerle saber que confiamos en él”.

El liderazgo se trata de obtener resultados de un modo que inspire confianza. Tiene que ver con aumentar nuestro aporte actual y nuestra habilidad de aportar en el futuro mediante la confianza que lo haga posible. La confianza es algo que todo líder y toda persona debería cultivar en sus vidas y carreras.

 

El dividendo de la confianza

La capacidad de establecer, cultivar, aumentar y restablecer la confianza con todos los clientes, socios, inversionistas y colegas es una habilidad clave para el líder de la nueva economía global. La confianza es una variable escondida en la siguiente fórmula del éxito: negocios/éxito organizacional.

La razón de esto es que la confianza siempre afecta dos resultados: la velocidad y los costos. Cuando hay poca confianza, habrá poca velocidad y los costos aumentarán. En cambio, cuando hay mucha confianza, la velocidad aumenta y los costos disminuyen.

Veamos dos ejemplos: – Tras los ataques del 11 de septiembre, la gente desconfiaba de los aviones porque los ataques demostraron que las medidas de seguridad vigentes no eran suficientes. Así que fue preciso aumentar las medidas de seguridad en los aeropuertos.

Aunque esto permite prevenir otros ataques, ahora viajar cuesta más y supone mucho más tiempo. Los pasajeros tienen que pasar por más puntos de seguridad, lo que implica mayor tiempo y más impuestos en seguridad.

– Un vendedor de rosquillas se dio cuenta que se tardaba demasiado calculando el vuelto. Algunos clientes que estaban haciendo la fila incluso se cansaban de esperar y decidían ir a otro lugar. Para agilizar el proceso, colocó una cesta en la que los mismos clientes debían dejar el dinero y tomar el cambio. ¡Y funcionó! Ahora se tardaba menos y recibía mejores propinas porque los clientes agradecían la confianza que el vendedor ponía en ellos.

El dividendo de la confianza es simplemente lo que recibimos a cambio cuando depositamos nuestra confianza en los demás.

¿Cómo funciona la confianza?

Piense en su propia experiencia. ¿En quién confía usted? ¿Por qué confía en estas personas? ¿Quién confía en usted? La confianza depende de dos elementos:

– Personalidad: tiene que ver con la integridad, los motivos y la intención.

– Competencia: tiene que ver con las habilidades, las destrezas, los resultados y el historial de la persona.

Por ejemplo, aunque consideremos que una persona dada es sincera y honesta, no confiaremos en la misma hasta que no obtenga resultados. También es posible que no confiemos en una persona a pesar de ser extremadamente talentosa y capaz.

Las 5 olas de la confianza

¿Cómo podemos establecer, cultivar, aumentar y mantener la confianza? Debemos cambiar o mejorar nuestro comportamiento y nuestro modo de ver y hablar. Esto quiere decir que, aparte de cambiar de paradigma, también debemos cambiar nuestra forma de hablar y nuestro comportamiento.

La clave es entender y aprender cómo navegar las cinco olas de la confianza.

La primera ola: Confianza en uno mismo

La primera ola es confiar en uno mismo. Esto significa confiar en nuestra habilidad para establecer y alcanzar objetivos, honrar compromisos y hacer lo que decimos que vamos a hacer, así como para inspirar a los demás. Este principio fundamental es la credibilidad.

Ralph Waldo Emerson dijo una vez que “la confianza en uno mismo es el primer secreto para tener éxito… Es la esencia del heroísmo”.

¿Tiene usted credibilidad? ¿La gente confía en usted? Hay cuatro elementos para aumentar la credibilidad: integridad, propósito, capacidades y resultados. Los dos primeros tienen que ver con la personalidad, mientras que los otros dos tienen que ver con la competencia. Los cuatro son importantes para aumentar la confianza en uno mismo.

 

Elemento 1: Integridad

La integridad es lo primero que le viene a la mente a la mayoría de las personas cuando piensan en la confianza. Tiene que ver con hacer lo que pregonamos y con tener el coraje para actuar de acuerdo con nuestros valores y creencias.

La integridad es más que honestidad. La integridad significa:

– Ser coherente: o vivir en armonía con nuestras creencias y valores más profundos. Significa vivir no según fuerzas externas sino según la voz de la conciencia.

– Humildad: según investigaciones, los líderes de las compañías que triunfan suelen ser reservados, tranquilos y tímidos.

La gente humilde reconoce que no está sola sino que está parada sobre los hombros de sus predecesores.

– Coraje: ser humilde no significa ser débil, reticente o pusilánime.

Significa preocuparse más por el equipo que por uno mismo y reconocer el aporte de los demás en vez de esperar el reconocimiento de los demás.

La integridad supone el coraje para hacer lo correcto por muy difícil que esto sea.

¿Cómo incrementar nuestra integridad?

Primero, es necesario determinar el nivel de integridad del que disponemos. Formúlese las siguientes preguntas:

– ¿Siempre trato de ser realmente honesto con los demás?

– ¿Suelo hacer lo que pregono?

– ¿Tengo claros mis valores? ¿Me siento cómodo defendiéndolos?

– ¿Estoy abierto a la posibilidad de aprender nuevas verdades que me lleven a reconsiderar ciertos asuntos o incluso a redefinir mis valores?

– ¿Soy capaz de honrar mis compromisos? Luego de que responda estas preguntas, trate de aumentar su integridad haciendo lo siguiente:

1. Haga compromisos y hónrelos.

2. Haga valer sus valores.

3. Permanezca abierto. La apertura es vital para la integridad.

Significa ser lo suficientemente humilde y valiente como para aceptar que pueden haber principios y conocimientos diversos a los nuestros. Significa estar abierto a nuevos conocimientos.

 

Elemento 2: Propósito

Esto tiene que ver con nuestros motivos, agendas o comportamientos.

La confianza crece cuando tenemos motivos claros y nos preocupamos genuinamente por los demás. Cuando la gente sospecha que tenemos un motivo inconfesable, aumentan las suspicacias ante todo lo que hacemos y decimos.

Cómo mejorar nuestro propósito

En general, el propósito es una cuestión del corazón. Es algo que no se puede fingir; al menos no durante mucho tiempo.

Pero es algo que se puede mejorar con los siguientes pasos:

1. Examine y refine sus motivos: esto significa identificar los principios que le permitirán obtener los resultados que usted quiere y luego vivir según dichos principios. En otras palabras, preocuparse genuinamente por conseguir un beneficio mutuo.

2. Exprese su propósito: esto quiere decir comunicar sus motivos e intenciones, y hacerles saber a los demás que está dispuesto a actuar según los mismos.

3. Escoja la abundancia: esto quiere decir creer que hay suficiente para todos, y saber que mientras más damos, más recibimos.

 

Elemento 3: Capacidades

Estas son las habilidades que inspiran confianza. Son el medio para obtener resultados. Es posible que un médico tenga integridad y que sus motivos sean buenos, pero, a menos de que esté bien entrenado, carecerá de credibilidad. Las capacidades también tienen que ver con nuestra habilidad para establecer, cultivar, aumentar y restaurar la confianza.

Para conservar la credibilidad hoy en día, es necesario mejorar constantemente las habilidades, talentos, actitudes, destrezas, conocimientos y estilo.

Cómo incrementar nuestras capacidades

Lo mejor que puede hacer es:

 1. Siga sus fortalezas: identifíquelas y luego concéntrese en desarrollarlas.

 2. Siga cultivando sus fortalezas: aproveche las oportunidades para aprender más y aumente su nivel de competencia en las responsabilidades y tareas que quiera.

 3. Sepa siempre hacia dónde va: procure tener una visión de lo que quiere alcanzar.

 

Elemento 4: Resultados

Esto tiene que ver con su historial y desempeño. Si usted no cumple con lo que tiene que hacer, su credibilidad disminuirá.

Pero cuando hacemos lo que habíamos prometido, mejoramos nuestra reputación. Nuestra reputación nos precede.

Cómo mejorar nuestros resultados Hay tres modos de mejorar nuestros resultados e incrementar nuestra credibilidad:

1. Responsabilícese por los resultados (no por las tareas y actividades): en vez de centrarnos en las tareas, es preciso que nos centremos en los resultados que queremos obtener. Esto avivará nuestra creatividad. Hay que asumir los resultados sean buenos o malos.

2. Espere siempre ganar: uno tiende a obtener lo que espera tanto de los demás como de uno mismo. Cuando esperamos más, obtenemos más, y cuando esperamos menos, obtenemos menos.

3. Finalice vigorosamente: los resultados tienen mucho que ver con nuestra forma de finalizar las cosas. Esto significa no renunciar cuando las cosas se pongan difíciles.

La segunda ola: Relación de confianza

La segunda ola tiene que ver con aprender a establecer e incrementar la confianza entre usted y los demás. El principio fundamental aquí es mantener un “comportamiento coherente”, que permita generar confianza entre las partes y alcanzar los resultados.

El comportamiento es muy importante a la hora de crear y restaurar una relación de confianza. Podemos decir que amamos a alguien; pero nuestras palabras no significarán nada a menos de que lo demostremos.

Podemos cambiar nuestro comportamiento con el fin de generar confianza. Hay 13 comportamientos que podemos adoptar, y estos emanan de la personalidad y la competencia, o de una mezcla de ambos.

 

Comportamiento 1: Hablar claramente

Hablar claramente significa seguir los principios de la integridad, la honestidad y la sinceridad. Significa decir la verdad y generar una buena impresión. Esto es fundamental para generar confianza.

La mayoría de la gente no miente descaradamente, sino que finge. Por ejemplo, dice cosas de un modo engañoso, retiene información, sostiene un doble discurso, halaga, etc. Todo esto crea una falsa impresión y disminuye la confianza. No manipule a la gente y no esconda la verdad.

Hablar claramente significa expresar nuestros pensamientos y sentimientos con sinceridad, y buscar una solución que beneficie a todos.

Sin embargo, hablar claramente no significa ser cruel o brutal.

Hay que hablar con tacto y buen juicio.

 

Comportamiento 2: Mostrar respeto

Mostrar respeto se enmarca dentro de los principios de la justicia, la bondad y el amor. Lo contrario de mostrar respeto es irrespetar a los demás o mostrar respeto por algunos y no por otros.

Mostrar respeto significa preocuparse realmente por los demás. Trate a todo el mundo con respeto, sobre todo a quienes no pueden hacer nada por usted. Muestre su amabilidad hasta en los detalles más pequeños.

 

Comportamiento 3: Crear transparencia

Esto significa ser genuino y decir la verdad de una manera que todo el mundo puede verificar. Tiene que ver con los principios de la honestidad, la integridad y la autenticidad. Cuando actuamos transparentemente, reconfortamos a la gente.

 

Comportamiento 4: Corregir las faltas

Corregir las falta no sólo tiene que ver con pedir disculpas sino con resarcir a los demás. Corregir las faltas tiene que ver con los principios de humildad e integridad. No permita que su orgullo se imponga.

 

Comportamiento 5: Mostrar lealtad

Mostrar lealtad es crear confianza no sólo con la persona a la que le somos leales sino con todos los que están alrededor.

Mostrar lealtad tiene que ver con los principios de integridad, gratitud y reconocimiento.

Hay dos maneras fundamentales de mostrar lealtad: darle el crédito a los demás y hablar sobre los demás como si estos estuvieran presentes.

 

Comportamiento 6: Obtener resultados

Obtener resultados genera credibilidad y confianza inmediatamente.

Obtener resultados es la manera de ganarnos a cínicos y escépticos. Además, es un modo de generar confianza en una nueva relación. También es la forma de restaurar la confianza rápidamente.

No prometa mucho para después ofrecer malos resultados. Y no evada su responsabilidad si no obtiene resultados.

 

Comportamiento 7: Mejorar

Mejorar tiene que ver con los principios del mejoramiento continuo, el aprendizaje y el cambio. Mejorar crea una gran confianza porque la gente sabe que usted o su compañía pueden evolucionar en un clima cambiante.

Mejorar significa, además, tomar en cuenta la opinión de los demás y aprender de nuestros errores.

 

Comportamiento 8: Enfrentar la realidad

Enfrentar la realidad tiene que ver con asumir los asuntos difíciles y compartir las malas noticias. Asumir los asuntos difíciles sin rodeos es una buena manera de generar confianza.

 

Comportamiento 9: Clarificar las expectativas

Clarificar las expectativas significa crear una visión compartida sobre lo que se debe hacer inmediatamente. Clarificar las expectativas tiene que ver con los principios de claridad y responsabilidad.

Cuantifique los resultados y los objetivos desde un principio y establezca cómo serán evaluados. Esto le evitará dolores de cabeza y lamentaciones de último momento.

No asuma que ya conoce las expectativas de los demás.

Negocie qué es lo que todos los involucrados deben esperar.

No cambie las expectativas una vez que se haya llegado a un acuerdo.

 

Comportamiento 10: Asumir la responsabilidad

Asuma la responsabilidad por sus acciones y errores. Asumir la responsabilidad tiene que ver con los principios de responsabilidad, gerencia y propiedad. Evite culpar y acusar a otros.

A la vez, es necesario que haga que los demás asuman sus responsabilidades. A la gente le gusta tener que hacerlo. Cuando hace que otra persona asuma su responsabilidad, está aumentando la confianza de este en usted.

 

Comportamiento 11: Escuchar primero

Esto significa escuchar antes de hablar y hacer un verdadero esfuerzo por entender lo que los demás están diciendo. No presuma de tener todas las respuestas.

 

Comportamiento 12: Honrar compromisos

Honrar los compromisos es la manera más rápida de crear confianza en una relación. Elija bien los compromisos que asuma, y luego hónrelos a toda costa. Procure que esto se convierta en un símbolo de honor.

Solemos ser más rígidos con los compromisos adquiridos en el trabajo que con los de la familia. La realidad es que estos últimos son los verdaderamente importantes – aquellos que a la larga realmente nos podemos arrepentir de no cumplir.

 

Comportamiento 13: Extender la confianza

Extender la confianza tiene que ver con los principios de autoridad, reciprocidad y credibilidad. Extender la confianza significa que en lugar de construir la confianza de los otros en usted, usted extiende a los demás su confianza, convirtiéndose en una persona y líder más confiable.

Extender la confianza es importante porque la gente siente que ha sido investida con autoridad y reflejará dicha situación en la gente con la que lidia (los clientes, por ejemplo).

La tercera ola: Confianza organizacional

Tener confianza organizacional tiene que ver con el modo en que los líderes generan confianza en las organizaciones. El principio fundamental aquí es el “alineamiento”, que ayuda a los líderes a crear estructuras, sistemas y símbolos de confianza organizacional. El alineamiento significa asegurarse de que todas las estructuras y sistemas de la compañía u organización estén en armonía con los 4 elementos y los 13 comportamientos para crear confianza.

Si tenemos una baja confianza organizacional, lo más probable es que tengamos que lidiar con redundancias, burocracia, política, desacuerdos, fraudes, etc.

Pero si nuestra confianza organizacional es alta, aumentaremos nuestro valor, crecimiento, innovación, colaboración, ejecución, etc.

La cuarta ola: Confianza en el mercado

El principio fundamental aquí es la “reputación”. Esto tiene que ver con la marca de la compañía, que refleja la confianza que tienen en nosotros los clientes, los inversionistas y otros interesados.

La reputación es muy importante a todo nivel y es posible generarla siguiendo algunos de los 13 comportamientos mencionados más arriba: hablar claramente, crear transparencia y escuchar primero.

La quinta ola: Confianza en la sociedad

La quinta ola tiene que ver con crear valores para los demás y para la sociedad en su conjunto. El principio fundamental aquí es “contribución”. Al contribuir con la comunidad, contrarrestamos el cinismo y la falta de confianza dentro de la sociedad.

Las compañías están reconociendo cada vez más la importancia de contribuir con la sociedad. La ciudadanía global se ha vuelto una necesidad en el mundo de hoy porque la gente reconoce cada vez más que dependemos los unos de los otros.

Extender una confianza inteligente

La gran pregunta es cómo sabemos cuándo confiar en alguien. Y al final debemos reconocer que la vida está repleta de riesgos. El objetivo es, pues, no tratar de evitar los riesgos (porque es imposible), pero gerenciar los riesgos sabiamente.

Extender una confianza inteligente tiene que ver con ser  “propenso a confiar”, así como a analizar.

La propensión a confiar es una cuestión del corazón. Tenemos que cultivar una predisposición a creer que la gente es digna de confianza.

El análisis es una cuestión de la mente. Es la habilidad de evaluar las implicaciones y posibilidades, y de tomar decisiones lógicas.

El principal trabajo de un líder es inspirar confianza. Esto significa liberar la creatividad y la capacidad de los individuos para que estos den lo mejor sí mismos.

Se sociable, comparte!
No votes yet.
Please wait...